Cáncer de Próstata

Descripción

La próstata es la glándula sexual del hombre encargada de producir el semen. Es del tamaño de una nuez y se encuentra debajo de la vejiga de la orina, rodeando a la uretra. A diferencia de otro tipo de cáncer, el de próstata se caracteriza por evolucionar de forma muy lenta. El cáncer de próstata es extremadamente frecuente, aun cuando su causa exacta sea desconocida.

Causas

El cáncer de próstata es la causa más común de muerte por cáncer en hombres mayores de 75 años de edad. Este tipo de cáncer rara vez se encuentra en hombres menores de 40 años de edad. Las personas que están en mayor riesgo de padecer esta enfermedad son:

  • Hombres de raza negra, que también son más propensos a padecer este cáncer a cualquier edad.
  • Hombres mayores de 60 años.
  • Hombres que tengan un padre o hermano con cáncer de próstata.
  • Hombres que consumen una dieta rica en grasa, especialmente animal.

Síntomas

Con el cáncer de próstata incipiente, a menudo no hay ningún síntoma. La prueba de sangre para el antígeno prostático específico (PSA) se puede hacer para examinar a los hombres en busca de cáncer de próstata. Con frecuencia, el nivel de PSA se eleva antes de que haya algún síntoma.

Los síntomas que aparecen en la lista de abajo pueden ocurrir con el cáncer de próstata, sin embargo, estos síntomas también pueden ser causados por otros problemas de la próstata:

  • Demora o lentitud para iniciar la micción.
  • Goteo o escape de orina, con mayor frecuencia después de la micción.
  • Chorro urinario lento.
  • Esfuerzo al orinar o no ser capaz de vaciar toda la orina.
  • Sangre en la orina o el semen.

Tratamiento

El tratamiento de la próstata depende básicamente del estado evolutivo de la enfermedad. Datos como el grado, la etapa del cáncer o la edad y el estado de salud del paciente son muy importantes para decidir el tratamiento a seguir. Actualmente hay cuatro formas de proceder para reducir y/o extraer el cáncer de próstata:

  • Cirugía: En Urosur contamos con procedimientos mínimamente invasivos para cirugías de cáncer de próstata, los cuales permiten una más rápida recuperación y mayor calidad de vida.
  • Radioterapia: Este tratamiento se puede combinar con el de la cirugía, ya sea para preparar la zona afectada para la extracción del tejido afectado o para intentar limpiar la zona después de la intervención quirúrgica.
  • Terapia hormonal: La evolución del tumor está vinculada a la acción de la testosterona, una hormona sexual masculina. tratamiento hormonal tiene como objetivo reducir los niveles de testosterona en el organismo.
  • Observación permanente: Se trata de la observación y vigilancia del estado del cáncer. Esta opción se recomienda especialmente a los pacientes mayores que sufren otro tipo de enfermedades que pueden deteriorar su salud.

¿Experimentas alguno de estos síntomas? Visítanos