Infecciones Urinarias en Verano – Urología Femenina
enero 3, 2018

Problemas más comunes en niños – Urología Pediátrica

Nuestros hijos deben crecer saludables

¿Los niños deben ir al urólogo?

La respuesta es SÍ. Muchos pensamos que solo se debe acudir al urólogo cuando somos mayores de 40 años, pero no es así. Los problemas urológicos pueden aparecer en cualquier momento de nuestras vidas y los niños también los sufren. Existen problemas muy comunes en el área pediátrica que sólo un urólogo puede tratar. Entre estos problemas se encuentran la criptorquidia (testículos no descendidos), fimosis (prepucio muy estrecho), varicocele (hinchazón de las venas en los testículos) e hidrocele (acumulación de líquido en los testículos)

Hoy hablaremos de los dos problemas más comunes, la criptorquidia y la fimosis.

Criptorquidia.

La criptorquidia es el problema genital más común en pediatría. La criptorquidia literalmente significa testículo oculto y generalmente se refiere a un testículo no descendido o mal descendido.

Si no se trata este problema, el niño puede tener problemas graves a nivel reproductivo y sexual en el futuro, como:

Problemas de fertilidad (esterilidad): para que se formen correctamente los espermatozoides los testículos deben estar a una temperatura inferior que la temperatura corporal, de ahí su localización normal en la bolsa escrotal.

Riesgo aumentado de cáncer de testículo: Los hombres que padecen criptorquidia tienen mayor riesgo de desarrollar algún tumor en el testículo y, debido a la dificultad para palpar bien el testículo, se diagnostica más tarde.

Tratamiento

La cirugía precoz ha demostrado favorecer un crecimiento testicular más normal, una fertilidad conservada y un menor riesgo de cáncer de testículo. En Urosur nuestros urólogos realizan esta cirugía con procedimientos mínimamente invasivos, prometiendo una recuperación más rápida y mejores resultados.

Fimosis

La fimosis ocurre cuando el orificio del prepucio es demasiado estrecho para dejar salir al glande. Dicho de otro modo, la fimosis es una condición del pene donde el prepucio no puede ser totalmente retraído sobre el glande.

Los síntomas pueden verse a simple vista, y como padres debemos estar si es que alguno de estos se presenta:

Balanitis: Es la infección del pene, debido a la acumulación de esmegma en el espacio balanoprepucial.

Infecciones de orina: Si la infección del esmegma asciende por la uretra.

Problemas en la micción: Que oscilan desde disuria, hasta retenciones agudas de orina de repetición y que requieren sondaje urinario.

Tratamiento

  • Circuncisión: Es la operación que realiza el urólogo donde realiza el corte del prepucio sobrante y a continuación cose la piel retractada dejando el glande liberado. Es la solución más rápida y efectiva.
  • No quirúrgico: El estiramiento del prepucio se puede lograr de forma manual, con globos o con otras herramientas. La piel que está bajo tensión se expande por el crecimiento de células adicionales. Un aumento permanente de tamaño se produce por el estiramiento suave durante un período de tiempo.
  • Prepucioplastia: Es la operación que permite dejar intacto el prepucio, y puede ser recomendada en algunas ocasiones.

La época de verano es la mejor para hacer ver y tratar a nuestros engreídos, con el fin de evitar las faltas a clases, además de poder estar junto con ellos en su recuperación.

En Urosur estamos comprometidos con tu salud urológica y estamos pendientes para cuando nos necesites. Recuerda que somos un centro de alta especialización y tenemos todo lo necesario para tratar problemas y enfermedades en las vías urinarias.

 

Si deseas separar una consulta o tienes alguna pregunta escríbenos o comunícate con nosotros a los números 991678478 – (054)423738. Estamos para servirte.

 


Comentarios